Desde Chrysallis Euskal Herria queremos matizar la nota que hicimos pública el 16 de febrero tras la muerte de Ekai, en relación a lo que se afirmaba sobre la necesidad de formación en su instituto:

Lo primero de todo, queremos dejar claro que los compañeros y compañeras de Ekai y el profesorado del instituto aceptaron la identidad sexual de Ekai desde que él lo comunicó en el centro y le llamaron por el nombre que él decidió; en todos los documentos del centro se cambió su nombre anterior y se puso Ekai; el profesorado del centro trabajó en las aulas la comprension de la transexualidad con materiales didácticos y la asesoría tanto de Chrysalis Euskal Herria como del servicio Berdindu del Gobierno Vasco; y se había trabajado en el centro la sensibilizacion del profesorado.

La formación específica con el profesorado todavía no se había hecho. Está programada para marzo próximo, y la impartirán desde el servicio Berdindu del Gobierno Vasco. Tampoco se había hecho formación con las madres y padres del instituto.

Nuestra reflexión quería señalar la necesidad de proporcionar, en el acompañamiento a chicas y chicos en situación de transexualidad, un Plan de Formación Integral, que incluya al profesorado, a madres y padres, y al alumnado, realizado de manera coordinada por profesionales de la sexología con conocimiento específico de la transexualidad infantil y juvenil, y con caracter de urgencia, para que toda la comunidad escolar pueda comprender la realidad de la transexualidad y así poder respetarla. Entendemos que este plan de formación integral ha de ser garantizado desde los Departamentos de Educación y de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, cuestión que llevamos dos años demandando y que sigue sin ser atendida en los términos que estas chicas y chicos necesitan.

Como afirma su madre “a Ekai en el instituto le aceptaron y le trataron bien desde el minuto uno”. Queremos agradecer a los responsables del centro escolar todo el trabajo que han hecho en el acompañamiento de Ekai, y a las chicas y chicos del instituto por su capacidad de comprensión y de aceptación de los hechos de diversidad y, sobre todo, por haber estado al lado de Ekai.

Deja un comentario