En la campaña “Hay niñas con pene y niños con vulva” realizamos la siguiente afirmación:

“La tasa de intento de suicidio entre los adultos transexuales a quienes se les negó su identidad en la infancia  es del 41%.
Estudios recientes con menores transexuales a quienes se respeta y acompaña su identidad muestran que sus indicadores de calidad de vida y felicidad son similares a los del resto de la población de su misma edad”

Ambas afirmaciones se basan en publicaciones científicas realizadas en el ámbito internacional.

La cifra del 41% de intento de suicidio en adultos transexuales ha sido recogida del siguiente estudio:

Injustice at every turn: A report of the national transgender discrimination survey
JM Grant, L Mottet, JE Tanis, J Harrison, J Herman, M Keisling.Washington: National Center for Transgender Equality and National Gay and Lesbian Task Force, 2011.
http://endtransdiscrimination.org/PDFs/NTDS_Exec_Summary.pdf
Informe completo (Full report) aquí:
http://www.thetaskforce.org/static_html/downloads/reports/reports/ntds_full.pdf

“A staggering 41% of respondents reported attempting suicide compared to 1.6% of the general population”

La afirmación de que para los menores en situación de transexualidad que si son apoyados, sus indicadores de calidad de vida y felicidad son similares a los del resto de la población, la recogemos del siguiente estudio, realizado con una muestra de 73 menores en situación de transexualidad, de entre 3 y 12 años, que viven de acorde a su sexo sentido:

Mental Health of Transgender Children Who Are Supported in Their Identities
Kristina R. Olson, Lily Durwood, Madeleine DeMeules and Katie A. McLaughlin. Pediatrics 2016.
http://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/137/3/e20153223.full.pdf

“Socially transitioned transgender children who are supported in their gender identity have developmentally normative levels of depression and only minimal elevations in anxiety, suggesting that psychopathology is not inevitable within this group. “

Estas dos publicaciones presentan a partir de sus investigaciones otros muchos resultados muy interesantes que invitamos a leer a quien quiera conocer más.

Y, por supuesto, será necesario ir contrastando estos resultados con los que se vayan obteniendo en otras investigaciones para poder ir conociendo mejor esta realidad desde el ámbito científico.

Nuestro deseo es que el debate sobre la transexualidad infantil se lleve a cabo con rigor científico a partir de los datos recogidos por investigaciones y estudios, y no a partir de prejuicios e ideologías.

Este es el objetivo de la campaña “Hay niñas con pene y niños con vulva“: hablar sobre la realidad de la transexualidad infantil, estudiarla, conocerla, comprenderla. Para así poder acompañar a estas niñas y a estos niños de manera que puedan crecer tranquilos y felices. Como el resto de niños y niñas.