Somos una pequeña asociación de madres y padres que atendemos una realidad muy concreta: la de los menores en situación de transexualidad, desde el acompañamiento a sus necesidades y desde el amor. En nuestra asociación hay familias de todas las sensibilidades políticas y religiosas, pero nos une la lucha por la felicidad de nuestros hijos e hijas.

Consideramos fundamental la visibilización de su realidad para que la sociedad tenga conocimiento de la misma y así poder respetarla y acompañarla. Ese es el objetivo de la campaña que hemos puesto en marcha: hablar, dialogar e ir profundizando en el conocimiento, desde el respeto, el estudio y el rigor científico.

Quienes han atacado la campaña han puesto sobre la mesa otro debate en el que no vamos a entrar. Ponen en jaque el respeto a los derechos de todas las personas y a la libertad de expresión y dar respuesta a eso compete a otros agentes sociales y políticos.

Muchas gracias por el enorme apoyo recibido.

 

 

(Para descargar esta declaración de Chrysallis Euskal Herria, pincha aquí)